Archivos Mensuales: junio 2013

Árboles de vida

Entonces se paró un momento.

No, la vida no podía ser más que eso, era demasiado poco. No podía reducirse tanto, convertirse en una semilla de aguacate, algo totalmente determinado, predecible, finito.

No, se negaba a aceptarlo, no podía ser más que eso. Cenar e irse a dormir. Levantarse y tomar café. Vestirse sin más ilusión. Lavarse la cara, mirarse al espejo y no ver casi nada.

Hay árboles de la vida que echan sus raíces en cualquier parte, otros que se las cortan continuamente y se convierten en satélites vitales. Los hay también que de repente sus raíces crecen tanto que llegan a medio mundo.

Pero sobre todo hay vidas, hay vidas tan distintas, y mundos tan dispares… que no, no podía ser, se resistía a aceptar algo así.

Sobre todo ahora, que todavía le quedaban fuerzas, que todavía le quedaban sueños que podían ser posibles, que era capaz de imaginar que no todo estaba escrito, que no todo era tan sencillo, que se podía girar, cortar las raíces, volar por un tiempo, volver si hacía falta, y sobre todo, creer que podía tener otras vidas, que podía vivir otros mundos. Si dejaba de creer en esto, algo se le pudría por dentro, se marchitaba el árbol, las hojas y las raíces.

images